1919: Eddington corrobora la teoría general de la relatividad

El 11 de mayo de 1916, Albert Einstein había concluido su formulación de la teoría general de la relatividad, la cual implicaba una concepción novedosa sobre una de las interacciones fundamentales en el universo. El desarrollo de una nueva teoría sobre la gravedad era leído por muchos como el triunfo de la “ciencia alemana” sobre los logros de la Inglaterra de Isaac Newton. Sin embargo, Arthur Stanley Eddington, célebre astrofísico británico, confirma la teoría de Einstein, se encuentra con él y estrechan sus manos. Este artículo de la revista Scholé nos ofrece un relato de la historia que cimentó la revolución de la física contemporánea y que es el reflejo del compromiso de los hombres con la ciencia.